• English
  • Impuestos y Fiscalizaciones: Consideraciones a ser tomadas en cuenta.

    El correcto cumplimiento de los Deberes Formales y un buen manejo de la gestión contable previenen y en algunos casos elimina multas y sanciones tributarias.

    En Bolivia, prima el Principio de Fuente, por lo cual todos los ingresos que se produzcan en territorio nacional estarán alcanzados por impuestos, independientemente de la naturaleza u origen de la empresa, siendo los tres principales: el Impuesto al Valor Agregado-IVA (que grava todas las actividades de comercio habitual),  el Impuesto a las Transacciones -IT (alcanza a todas las transacciones que se realicen en Bolivia) y el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas-IUE (que grava todas las ganancias obtenidas en una gestión fiscal).

    Dentro del ejercicio fiscal de una empresa, se debe cumplir no solo con el pago de los impuestos correspondientes a la gestión, sino también deben haber sido declarados correctamente (llenado de Formularios y montos) cumpliendo además con los llamados Deberes Formalescomo ser Bancarización, Libros de Compra y Ventas, Precios de Transferencias, entre otros.) Los incumplimientos a dichos deberes o la declaración errónea de impuestos, puede conllevar a sanciones que van desde multas pecuniarias hasta el inicio de procesos de cobro por parte de la Autoridad Fiscal que concluyen en congelamientos de cuentas bancarias, hipotecas e inclusive remates de dichos bienes hipotecados.

    El mayor riesgo de los incumplimientos se genera al tratar de regularizar los pagos o deudas tributarias, ya que los montos adeudados sufren incrementos por conceptos de los componentes de la deuda tributaria (intereses, mantenimiento de valor, la mora y las multas). Como consecuencia de ello, las deudas pueden presentar severos incrementos por el transcurso del tiempo.

    Por otro lado, cada empresa está sujeta a revisiones o fiscalizaciones por parte de la Autoridad Fiscal a efecto de verificar la veracidad de las declaraciones impositivas, el correcto cumplimiento de las normas tributarias y el pago de los impuestos emergentes de las transacciones realizadas por las empresas. En muchos casos, las empresas pueden ser sujetas a observaciones por parte del ente fiscalizador debido a interpretación o lineamientos que tenga la autoridad administrativa y/o los funcionarios a cargo.  En este tipo de situaciones las empresas pueden verse afectadas si no se logra respaldar adecuadamente el manejo y/o desenvolvimiento de cada empresa, ya que las observaciones que realice la autoridad fiscal, conlleva a  sanciones severas, incrementos de deudas tributarias y generaciones de multas.

    Si bien, dichos conceptos pueden ser impugnados o apelados en otras instancias, sin embargo el derecho a optar por un vía de impugnación tiene como precio, el incremento de las deudas tributarias por los intereses, mantenimiento de valor, la mora y las multas, anteriormente mencionados.

    “Es necesario hacer notar que el éxito de toda gestión fiscal dependerá de un correcto manejo contable de las empresas, sumado a un control documental de las transacciones que se llevan a cabo, puesto que estas serán las herramientas indispensables para poder enfrentar cualquier control/verificación/fiscalización de sus operaciones por parte de impuestos nacionales.”, aconseja la Dra. Candys Dorado, Abogada Responsable del Departamento Tributario de Indacochea & asociados, Abogados Sociedad Civil.