• English
  • Incremento de los ataques informáticos durante la pandemia.

    Juan Pablo Sanchez – Asociado

    Actualmente, Bolivia se encuentra catalogada como uno de los países más vulnerables en la región, en cuanto a la protección frente ataques informáticos se refiere. Esta clasificación se da en base a la cantidad de casos suscitados en el país, los procedimientos de protección aplicados y la cantidad de casos que fueron exitosamente evitados.

    Lamentablemente Bolivia ha demostrado que, los usuarios no emplean medios de protección ante potenciales ataques, no se les brinda la correcta importancia a las amenazas de ataques informáticos y, principalmente, los usuarios no se consideran potenciales víctimas de ataques informáticos, es decir no creen que este problema pueda afectarlos hasta que son sujetos de un ataque informático.

    La Emergencia Sanitaria Nacional que nos encontramos atravesando, nos ha forzado a aplicar el trabajo de forma remota, o teletrabajo, debiendo aplicar prácticas de trabajo sin interacción presencial y física, con el apoyo de las distintas tecnologías de la información y comunicación. Estas herramientas nos permiten mantener la actividad laboral y la interacción con los distintos clientes y proveedores, con el objetivo de poder continuar con el giro comercial ante la situación actual. Sin embargo, el incremento en el uso de las TIC y la aplicación del teletrabajo facilita e incentiva las amenazas de ataques informáticos, mediante el robo de información, intervención de servidores o desvío de transferencias bancarias.

     

    En ese sentido, es imperativo brindar la importancia real a la amenaza de ataques informáticos que pueden suscitarse durante este periodo y ante la alta vulnerabilidad en Bolivia. Asimismo, es necesario implementar los procedimientos y medidas de seguridad ante potenciales ataques informáticos. Estas medidas se componen en, (i) Softwares de Protección Informática, a través de cortafuegos, antivirus y medidas de doble autenticación; (ii) Procedimientos de Seguridad Personales, a través de la confirmación de correos con llamadas, manteniendo conferencias telefónicas y aplicación de medidas de seguridad más rigurosas. En relación especifica de las transferencias bancarias realizadas en este periodo, recomendamos: (i) Confirme que la dirección de correo electrónico corresponde efectivamente al remitente habitual, (ii) Confirmar con el Titular de la cuenta a la que vaya a realizar la transferencia la siguiente información; Nombre del Titular de la cuenta, Número de cuenta, Banco de Destino, (iii) Desconfíe de cualquier cambio en los datos de las cuentas receptoras de transferencias y verifique telefónicamente con su contacto de costumbre que la información es la correcta.